Consejos para tener una vida social activa mientras estudias

Consejos para tener una vida social activa mientras estudias

Seguro que lo más importante en estos momentos es terminar es tu formación superior, y nos parece buena decisión que prestes la máxima atención en ser una persona productiva.

Pero no te olvides que el éxito no es sólo por el trabajo, también influye la planificación y la calidad de tener una vida plena fuera de la mesa de estudios.

Los estudiantes que tienen mayor éxito aparte de la dedicación, son los que tienen relaciones de calidad y planifican de forma estratégica sus horarios.

En Sopeña Online te damos nuestros consejos para tener una vida social activa mientras estás estudiando y evites las consecuencias del aislamiento.

 

¿Cómo tener una vida social activa y de calidad mientras estudias?

 

Tener amigos y amigas, salir a pasear o disfrutar de tu hobbie favorito mientras eres estudiante, no es incompatible con tu responsabilidad.

Te damos las claves para ser más productivo y mejores tu calidad de vida con estos consejos:

 

Organiza tu tiempo sabiamente

 

La gestión del tiempo es una habilidad que debes considerar aprender para poder disfrutar de una vida social plena.

No conocemos totalmente tu caso, pero los estudiantes tienen una rutina básica diaria que tienen que cumplir, como sería:

 

-Higiene personal y desayuno al comenzar el día.

-Asistir a clases.

-Almuerzo.

-Actividades extracurriculares.

-Horas de estudio.

-Cena.

-Prepararse para dormir.

 

Conociendo esta planificación diaria, podemos crear un cuadrante con los horarios de nuestra rutina. En ella debemos considerar encontrar hueco para hacer deporte. Gracias a ello podrás tener mejores relaciones sociales y compartir con compañeros/as tus vivencias.

En el lado contrario, estarían los alumnos/as que salen a hacer sólo compras, quedar en algún bar para tomar alcohol o sentarse a jugar a videojuegos online.

Limita las salidas ociosas exclusivamente a los fines de semana, evita los malos hábitos de lunes a viernes, y relaciónate en entornos sanos como el gimnasio, biblioteca, reuniones o formaciones que se organicen.

 

Prioriza tus metas

 

Si tienes la capacidad de conocer y priorizar tus metas, tendrás una vida mucho más productiva y además podrás contar con más tiempo para dedicar a tu familia, hobbies o a tu pareja.

Así podrás asignar el tiempo necesario a tus horas de estudio y el resto a mejorar tu vida social.

 

Crea un buen flujo de comunicación

 

No te limites a mensajes cortos o a comentar en las redes sociales, establece una comunicación efectiva con tu familia y compañeros de clase sobre tus metas y comparte toda la información necesaria que te permita crecer. Lo mejor es quedar para verse personalmente y compartir un buen café.

 

Crea un calendario donde incluyas actividades sociales

 

No te limites a utilizar tus herramientas IA de estudio para crear tus horarios de clase y actividades extraescolares.

Además, debes incluir los días que tienes pensando en dedicar tiempo a visitas familiares, quedadas con amigos, ir al gimnasio o acudir a actividades culturales.

 

Aprende a rechazar propuestas

 

Durante un largo día incansable puedes cruzarte en tu camino con personas que si les hace mucho caso podrán alejarte de tus metas. Son las típicas que no desean ser nada en la vida y que su única prioridad es tomar sustancias tóxicas y salir de fiesta.

Evita sus malos hábitos, aprende a decir que no, estas amistades no te traerá nada bueno. Rodéate siempre de personas positivas, alineadas con tus valores y objetivos ¡Tendrás la vida social que mereces!

 

Consecuencias de no tener buenas relaciones sociales cuando eres estudiante

 

Algunas personas cuando están demasiadas ocupadas con sus objetivos, pueden aislarse del mundo exterior. Esta actitud no puede acarrearte distintos problemas, de los que destacamos los siguientes:

 

Depresión y ansiedad

 

La falta de interacciones sociales puede producir enfermedades mentales peligrosas que pueden acompañarte durante tu vida.

 

Soledad

 

Las personas estamos preparadas para tener relaciones sociales por naturaleza. El aislamiento tiene impacto negativo en nuestra salud.

 

Problemas de autoestima

 

Los estudiantes que no tienen relaciones sociales activas, tienen problemas de autoestimas e inseguridades. Puede afectarles en la consecución de sus metas y abandono escolar.

 

Reduce tu aprendizaje

 

Lo mejor de relacionarte con tus compañeros es que puedes aprender de todos un poco, no te aísles en tu casa, comparte experiencias con otras personas. Podrás discutir de distintos puntos de vistas en alguna materia de clase.

 

Menores oportunidades profesionales

 

Una vida social activa te ayudará a aumentar tu círculo de amistades, que en el futuro podrán ayudarte a conseguir un puesto de trabajo o emprender algún proyecto.

 

 

En general, habrás aprendido que una buena planificación y estar rodeado de personas con tus mismas metas, serán fundamentales para tener una vida social activa, que te permitirá lograr tus éxitos ¡Aplícalo a diario!